28 mayo 2012

PEZ LORO - LA FABRICA NATURAL DE ARENA

Los Scaridae (escáridos) o peces loro es una familia de peces marinos incluida en el orden Perciformes. La mayoría son especies tropicales, distribuidas en arrecifes de coral del mar Rojo, océano Atlántico, océano Índico y océano Pacífico. Su nombre deriva del griego skairos, que significa saltar, debido a su capacidad para saltar y golpear con la cola. Son muy similares a la familia de los lábridos.

Sus colores brillantes van variando cronológicamente. En sus comienzos es blanco con la cara naranja, hacia la adultez sus colores se van intensificando.

La hembra finalmente resultan bicolor, con la parte superior amarilla y la inferior con escamas verdes de puntas negras. El machos, en cambio, tiene el cuerpo verdes con tonos rosados hacia las puntas y la cabeza, también verde, con manchas rosadas. Las aletas son una mezcla indefinida de púrpura, verde y azul.

Cuando es adulto puede llegar a pesar más de 30 kilos y medir aproximadamente 90 centímetros.

En la vida acuática la obtención del alimento suele llevar a tácticas, ofensivas y defensivas, de cada especie. En este caso el pez loro se distingue por su inusual manera de comer gracias a sus potentes dientes que le permiten roer el coral y alimentarse de esta roca calcárea que hace polvo antes de digerir - buceadores han dado cuenta de el ruido evidente de este proceso bajo las profundidades del mar- además ingieren diversa vegetación marina y moluscos.
Un pez loro grande es capaz de producir 1 tonelada métrica (2,200 Libras) de arena blanca por año. Debido a esto es especie fundamental para la formación de corales y arena de las playas al ser los encargados de limpiar los arrecifes de las pequeñas algas que se forman al mismo tiempo que los pólipos.


Otra rareza es su modo de protección nocturna y el sistema que utiliza para dormir “tranquilamente”. A través de sus glándulas segrega un líquido viscoso que le permite encerrarse en una burbuja, cual moisés de recién nacido. Este globo de mucosa, en el cual descansa después de toda la jornada activa, lo protege de los depredadores nocturnos que por medio del olfato cazan a sus presas.

Reacciones:

0 comentarios: