02 junio 2011

SINDROME DE ALCOHOLISMO FETAL (SAF)

El síndrome de alcoholismo fetal es un grupo de problemas en los niños que nacen de madres que bebieron alcohol durante el embarazo. Estos bebés usualmente son pequeños y tienen bajo peso al nacer. Con frecuencia tienen los ojos y la cabeza pequeños. También es frecuente que tengan defectos congénitos tales como retraso en el desarrollo, defectos en el corazón y problemas de la visión o de la audición. A medida que crecen pueden tener problemas de comportamiento. El problema más grave es el retraso mental.

Sintomas
Un bebé con síndrome de alcoholismo fatal puede tener los siguientes síntomas: 


- Crecimiento deficiente mientras el bebé está en el útero y después de nacer.
- Disminución del tono muscular y mala coordinación.
- Retraso en el desarrollo y problemas funcionales significativos en tres o más áreas mayores: pensamiento, lenguaje, movimiento o habilidades sociales (como se espera para la edad del bebé).
- Defectos cardíacos como la comunicación interventricular o la comunicación interauricular.
- Problemas estructurales con la cara: 
* ojos pequeños y rasgados con pliegues epicánticos grandes
* cabeza pequeña
* maxilar superior pequeño
* labio superior liso y delgado
* surco nasolabial liso 

Diagnóstico y efectos a largo plazo
Los problemas asociados al SAF tienden a intensificarse a medida que los niños se hacen mayores y se acercan a la edad adulta. Estos problemas comprenden problemas de salud mental, problemas con la ley e incapacidad para vivir de forma independiente.

A los niños con EAF a menudo no se les hace un diagnóstico adecuado. Esto también es aplicable a los niños que padecen un trastorno del desarrollo neurológico relacionado con el alcohol (TDNA), un tipo de problema congénito descubierto recientemente que engloba a aquellos niños que sólo presentan los problemas emocionales y de comportamiento propios del SAF / EAF sin ningún otro signo de retraso del desarrollo ni del crecimiento físico.

A menudo el comportamiento de los niños con SAF, EAF o TDNA puede parecer meramente beligerante u obstinado. Muchos de estos niños obtienen buenos resultados en las pruebas de inteligencia, pero sus deficiencias comportamentales a menudo interfieren en su rendimiento. Es fundamental que los profesionales de la salud, los padres y los profesores de estos niños reciban una formación y una educación adecuadas y extensas para que puedan ofrecerles los cuidados y atenciones que necesitan.

Recomendaciones
Las mujeres embarazadas o que están tratando de quedar en embarazo deben evitar el consumo de cualquier cantidad de alcohol. Las mujeres embarazadas y que son alcohólicas se deben vincular a un programa de rehabilitación para el consumo excesivo de alcohol y someterse a un control estricto por parte de un médico durante todo el embarazo.

Reacciones:

0 comentarios: