29 mayo 2011

ZAPOTE, RICA FRUTA TROPICAL

Conocido con el nombre de lúcuma o mamey, el  zapote es una deliciosa fruta tropical que posee innumerables nutrientes, necesarios para el crecimiento de niños y para el organismo de los adultos.

Dentro de las propiedades curativas que se le atribuyen se encuentran que mejora el sistema inmunológico y posee cualidades antibióticas.

También sus semillas contienen sustancias que se utilizan para el tratamiento contra enfermedades como la leucemia. Otro de los beneficios de esta fruta es prevenir la formación de coágulos en las arterias. De igual forma es una muy buena fuente de vitamina C y A.

El zapote es un fruto americano muy difundido desde la época prehispana. Tiene forma alargada de unos 15 cm de largo y según la variedad, la pulpa puede ser rojiza, blanca o negra. Es aromático con una textura dura de color verde rojiza o marrón.

La carne del zapote es jugosa y tiene un color rosa exaltado con un dulce sabor que satisface a la mayoría de los gustos. Su frescura natural se adapta a los climas calientes y contiene vitaminas A y C, las cuales son útiles para combatir enfermedades respiratorias y mantener en una buena condición el sentido de la vista y la piel.

A pesar de no ser un fruto tan famoso en el resto del mundo, hoy en día el zapote es cultivado en la mayoría de las regiones tropicales.

Es ideal para disfrutarlo en copas de fruta, helados, gelatinas o en licuados. Los expertos aconsejan consumirlo de inmediato, tras comprarlo, pues, al igual que sus semillas, su pulpa es delicada.

Esta característica hace que se consuma fresco o bien a manera de conserva, ya que no es recomendable cocinarlo debido a que su carne no reacciona favorablemente a temperaturas elevadas.

 Algunas de las características de los zapotes maduros son  que debe tener la cáscara rugosa y áspera, sin manchas ni golpes, es muy importante que sean firme pero suave al tacto.

Al elegirlo tenga en cuenta de no sentirlo hueco ya que de esta forma no sirve. La mejor forma de comprarlo es abierto. Fíjese que la pulpa sea rojiza y no tenga manchas.

Para mantenerlo fresco
Lo ideal es que lo consuma apenas lo abre. Pero si no puede hacerlo no lo refrigere, pues se quema. En caso de hacerlo, que no sea por mucho tiempo y asegúrese que se encuentre bien tapado.

Reacciones:

0 comentarios: