03 febrero 2011

SÍNDROME DEL OCASO

El Síndrome del Ocaso se refiere a unas sintomatologías a menudo asociadas con las etapas tempranas de la demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer. También se puede considerar un trastorno del estado de ánimo o incluso un trastorno del sueño. Las víctimas de esta enfermedad mental presentan períodos de extrema agitación y confusión durante la tarde o primeras horas de la noche, lo que lleva a la irritabilidad hacia los médicos o cualquier personal de hospital.

La causa exacta del síndrome del ocaso sigue siendo un misterio. Se creía originalmente que era el resultado de un mal funcionamiento del reloj biológico interno, de ahí que aparezca repentinamente en la tercera edad. Una investigación más reciente ha planteado la posibilidad de tener causas orgánicas, tales como interacciones con otros medicamentos genéricos y no genéricos o el estrés asociado con una menor función sapiente(del conocimiento).

Una teoría sobre el síndrome del ocaso es que la constante de los procesos mentales en la vida diaria normal puede llegar a ser abrumadora para las personas mayores durante las horas de la noche. Simplemente les llega información que se acumula demasiado y sus capacidades cognitivas restringidas se sobrecargan completamente. El resultado es un período de irritabilidad y pensamientos negativos muy recurrentes.

El tratamiento para el síndrome de ocaso se limita generalmente a la enfermedades subyacentes que este provoca, como el Alzheimer o la depresión clínica. Los antidepresivos pueden reducir la gravedad de la confusión, mientras que las drogas como Aricept pueden mejorar la función cognitiva.

Dado que el síndrome del ocaso también está estrechamente asociado con trastornos del sueño y la fatiga, los sedantes y otras ayudas para dormir también pueden ayudar. Cuidadores experimentados sugieren alentar al paciente a tomar varias siestas durante el día y limitar las actividades estimulantes en las horas de la mañana.

Hay otras condiciones que se asemejan el síndrome del ocaso. Algunos pacientes de edad avanzada pueden confundirse o volverse irritables, como resultado de los anestésicos utilizados durante los tratamientos. Otros que pasan mucho tiempo en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) o está conectados a equipos médicos pueden experimentar una enfermedad mental llamada psicosis de hospital, que también puede ser especialmente notable durante las horas de la noche. Pero la psicosis del hospital puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, mientras que el síndrome del ocaso se limita generalmente a los adultos mayores.

Tratar a un ser querido que sufre de síndrome del ocaso puede ser muy frustrante, pero los cuidadores profesionales sugieren varias maneras de hacer frente a la confusión e irritabilidad.

* Proporcionar un espacio de total privacidad para el paciente pueden permitir que él o ella pueda procesar la información que recibe en un día normal.

* Llevar a cabo actividades en silencio durante la noche y temprano por la tarde puede alentar a descansar mejor y mantener el sueño estable.

* También puede ayudar tener en cuenta que los estallidos del paciente y las exigencias extrañas no siempre están bajo su control.

El síndrome del ocaso es un fenómeno real para los pacientes, para que los médicos deban actuar con moderación cuando se trata de los seres queridos que experimentan períodos de confusión en la noche.


Reacciones:

0 comentarios: