07 octubre 2008

LA CONJUNTIVITIS

Conjuntivitis significa inflamación de la conjuntiva. La conjuntiva es la capa más externa del ojo, que recubre la zona visible del globo ocular y la parte interior de los párpados. La conjuntiva es casi transparente en condiciones normales. La conjuntivitis puede ser infecciosa (causada por bacterias o virus), alérgica (causada por una reacción alérgica), irritativa (causada por un cuerpo extraño en el ojo) o química (causada por una sustancia química). La mayoría de las conjuntivitis infecciosas son leves, sólo en raras ocasiones pueden causar daños más importantes.

La conjuntivitis infecciosa puede ser causada por bacterias o virus. La mayoría (un 80%) de las conjuntivitis infecciosas son causadas por bacterias que normalmente viven en la nariz o en la piel. Los casos restantes son virales. La conjuntivitis es la infección ocular más frecuente en los niños. A pesar de que la mayoría de las conjuntivitis son contagiosas, normalmente no causan daño ni al ojo ni a la visión.

Puede causar molestias en los ojos, que no se alivian al frotarlos, incluso puede doler un poco. Posteriormente se produce enrojecimiento e inflamación de la conjuntiva (ojo rojo). Con frecuencia se sienten como si se tuviese algo metido en el ojo. También puede presentar secreción (legañas) blanca, amarilla o verdosa. En las conjuntivitis bacterianas esta secreción puede ser abundante y espesa. En la conjuntivitis vírica la secreción suele ser menos importante.

Como el ojo se comunica con la nariz por el conducto lagrimal y la nariz con el oído a través de la trompa de Eustaquio, algunos niños, especialmente los más pequeños, tienen otitis al tiempo que conjuntivitis. Por eso, si un niño tiene conjuntivitis y se queja del oído (o si es un bebé y llora más de lo habitual), debe ser examinado por su médico.

Para la conjuntivitis purulenta (bacteriana) el período de incubación es de unos pocos días. En la vírica puede llegar a una semana.

En cuanto a su duración, la conjuntivitis bacteriana sin tratamiento dura de 7 a 10 días. La vírica puede durar hasta 2 semanas.

¿Cuándo debemos consultar al medico?

Aunque las complicaciones de la conjuntivitis son poco frecuentes debemos consultar si:

- Se tienen los párpados enrojecidos e hinchados.
- Existe dolor intenso.
- No se pueden mover los ojos con facilidad.
- El ojo aparece enrojecido, sobre todo en su parte central alrededor del iris

Tratamiento de la conjuntivitis

El tratamiento inicial de la conjuntivitis, sea bacteriana o vírica, es la limpieza de los ojos con agua o suero fisiológico. En ocasiones su doctor recomendará el tratamiento con antibióticos aplicados en forma de colirio o crema ocular. Para que el antibiótico sea eficaz se debe retirar las secreciones acumuladas lavando el ojo con agua o suero.

Las conjuntivitis alérgicas requieren tratamiento con medicaciones antialérgicas en forma de colirio (por ejemplo antihistamínicos). Si los síntomas son muy intensos se puede añadir un antihistamínico por vía oral, o un corticoide en colirio ocular pero, siempre, bajo supervisión médica. En general, estos pacientes aprenden a reconocer el comienzo de los síntomas e inician de forma precoz la administración del colirio antialérgico que evitará que los síntomas sean intensos.

Reacciones:

1 comentarios:

Noumi! dijo...

Oh!
Que suerte, que suerteee que no me ha dado aun... por lo menos en esta temporada no ^^