26 agosto 2008

POBLACIÓN Y SU ESTUDIO

La población está constituida por todas las personas que habitan en un país o territorio determinado. La ciencia que estudia a las poblaciones, sus cambios y las causas de esos cambios se conoce como demografía. El estudio de la población es importante porque nos ayuda a entender los problemas que afectan a las sociedades y medir sus niveles de desarrollo.

Los estudios demográficos se centran en diferentes aspectos, como son: volúmenes y distribución de la población; migración, urbanización, pobreza, salud, educación, diferencias de género, actividades económicas o de ocio y desarrollo humano. La información sobre la población se obtiene de diferentes formas, las más comunes de esas formas son:

- Los censos: Un censo se realiza al contabilizar a todas las personas que residen en un área geográfica determinada, en el se obtiene información de cada una de esas personas.

- Las encuestas: Este es un procedimiento en el cual, aunque no se cuenta a toda la población, se escoge una parte de ella que es representativa, o sea, que tiene todas las características de la población y, a partir de esa muestra, se proyectan los resultados a toda la población.

- Las entrevistas: Son métodos a través de los que se obtienen informaciones de carácter cualitativo, no se obtienen cantidades de población, sino sobre las condiciones de esa población.

- Los registros civiles: Entre los registros civiles más utilizados para obtener información se encuentran: las actas de nacimiento, de defunción y de matrimonio.

Para obtener resultados y comprender la situación y la evolución de la población, es preciso analizar dicha información.

Cada uno de los diferentes grupos de la población, hombre, mujer, niños y niñas, adolecentes y envejecientes, tienen características distintas. Los datos que se recogen toman en cuenta esta diversidad.

Los resultados de estos análisis son utilizados por los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil para diseñar programas y políticas que prevengan y corrijan situaciones de discriminación o acceso desigual a las oportunidades.

Por otro lado, la población no se distribuye de forma uniforme en todo el territorio, por esto, existe otra ciencia que analiza y estudia las variaciones de la población, y sus diferentes características en función del espacio en que se ubican, esa ciencia es la geografía de la población.

La distribución de la población en el territorio se hace dividiendo éste en distintas unidades, que usualmente se corresponden con la división política administrativa. Así, la imagen que de la distribución de la población se obtiene no es una copia de lo que sucede en concreto en el territorio, sino más bien una idea de cómo se haya distribuida la población.

Reacciones:

0 comentarios: