27 junio 2008

KUNG-FU, ARTE MARCIAL MILENARIA

El término Kung-Fu es una palabra que indica cualquier labor llevada a su más alto grado de perfección, gracias a un esfuerzo intenso y desarrollado. Por lo tanto, el término kung-fu pretende designar la realización, la proyección y el dominio a lo que sea que una persona se compromete. El objetivo del Kung-fu va actualmente más allá de la destreza en la pelea, buscando la perfecta armonía entre todos los componentes de la persona: cuerpo, mente y espíritu.

Los origines del Kung-Fu se remontan al siglo 527 el monje Ta-Mo (Bodhidarma) llega al monasterio de Shaolín, en la provincia de Honan.)Llegando al Monasterio de Shaolín, Ta-Mo encontró a los monjes en muy malas condiciones físicas, que les impedía practicar correc­tamente la meditación. Les enseño sobre la higiene, medicina y les instruyó con una serie de 18 ejercicios para mantener sus cuerpos con buena salud.

En espacio de unos siglos los monjes del Templo de Shaolín se hicieron célebres a través de toda China por su habilidad en las Artes Marciales. En el siglo XVI aparece Chuen-Yuan, de origen noble, experto en Artes Marciales, este va al Templo de Shaolín y decide revisar los 18 ejercicios de Ta-Mo, y los convierte en 72 técni­cas. Entonces viaja a través de China para ampliar sus conocimientos. Más tarde regresa al monasterio con otros dos expertos, Pai y Li. Juntos los tres crean un sistema completo de 170 movimientos incluyendo cinco estilos que luego servirán de base a decenas de otros.

Reacciones:

0 comentarios: