09 agosto 2007

LAS ARTICULACIONES

Una articulación es un punto de contacto entre dos o más huesos del cuerpo, la cual permite doblar las distintas extremidades del cuerpo mismo. Si dichas uniones no existieses, el cuerpo seria una estructura totalmente rígida y no podría realizar movimiento alguno.

Las articulaciones son zonas de unión entre los huesos o entre los cartílagos del esqueleto. Cumplen una función muy importante, permiten doblar las distintas extremidades del cuerpo. Si no existieran, el cuerpo seria una estructura totalmente rígida y no podría realizar movimientos.

Las articulaciones están formadas por lo siguientes elementos:

- El cartílago es un tipo de tejido conectivo, que está formado por células y fibras, y es resistente al desgaste. Este ayuda a reducir la fricción que producen los movimientos.

- La membrana sinovial este tejido reviste la articulación y la encierra en una cápsula. La membrana secreta un líquido transparente y pegajoso alrededor de la articulación, el cual permite lubricarla.

- Los ligamentos son bandas de tejido conectivo duro y elástico que rodean la articulación para sostenerla y limitar sus movimientos.

- Los tendones (otro tipo de tejido conectivo duro) esta localizado en ambos lados de la articulación, y permiten que esta se sujete a los músculos que controlan los movimientos de la misma.

- Las bursas son bolsas llenas de líquido, localizadas entre los huesos, ligamentos, u otras estructuras adyacentes, las cuales permiten amortiguar la fricción en una articulación.

- El líquido sinovial es un líquido transparente y pegajoso secretado por la membrana sinovial.

- El menisco, que es un cartílago de forma semilunar que se encuentra en la rodilla y en otras articulaciones.

Tipos de articulaciones

El cuerpo humano tiene diversos tipos de articulaciones, las cuales están divididas en fijas y móviles. La cadera y el hombro son articulaciones del tipo esfera-cavidad, que permiten movimientos libres en todas las direcciones. Los codos, las rodillas y los dedos tienen articulaciones en bisagra, de modo que solo es posible la movilidad en un plano. Las articulaciones en pivote, que permiten solo la rotación, son características de las dos primeras vértebras; es, además, la articulación que hace posible que gires la cabeza de un lado a otro. Y, por último, las articulaciones deslizantes, donde las superficies óseas se mueven separadas por distancias muy cortas. Esta última se observa entre diferentes huesos de la muñeca y del tobillo.

Clasificación de las articulaciones

- Sinartrosis: son articulaciones rígidas y sin movimiento, como, por ejemplo, las que unen los huesos del cráneo. Se mantienen unidas por el crecimiento del hueso, o por un cartílago fibroso resistente.

- Sínfisis: estas presentan cierta movilidad, aunque muy escasa y se mantienen unidas por un cartílago elástico.

- Diartrosis: son las articulaciones móviles, como las que unen huesos de las extremidades con el tronco, los hombros o las caderas. Tienen una capa externa de cartílago fibroso y están rodeadas por ligamentos resistentes que se sujetan a los huesos. Los extremos óseos de las articulaciones móviles están cubiertos con cartílagos lisos y lubricados por un fluido espeso denominado líquido sinovial.

Nota
El hombro es una de las articulaciones más móviles y complejas del cuerpo; se mueve hacia arriba, abajo, adelante y atrás y puede girar en un círculo completo al lado de tu cuerpo. A estas articulaciones que se mueven en más de dos sentidos se les denomina multiaxiales.

Reacciones:

0 comentarios: