17 abril 2007

QUEMADURAS

Las quemaduras son lesiones de la piel, de sus anexos y hasta de los músculos y tendones del organismo. Estas son producidas por agentes físicos y químicos en sus diversas formas. En general pueden ser originadas por fuego, rayos del sol, sustancias químicas, líquidos u objetos calientes, vapor, electricidad etc. Las quemaduras pueden generar desde problemas médicos leves hasta la muerte, según la extensión y profundidad de la lesión.

Descripción
Una quemadura se define como una lesión de los tejidos (piel, músculos) producida por contacto térmico, químico o físico, que ocasiona una destrucción celular, inflamación y pérdida de líquidos por destrucción de los vasos sanguíneos.

Este tipo de lesión se puede clasificar en tres formas, dependiendo del grado de la lesión y profundidad de la misma:

Primer grado (Quemadura menor): Por lo general sólo abarcan la capa externa de la piel (epidermis). Son consideradas como las quemaduras menos graves. Es común que la piel esté enrojecida o gris y puede haber dolor e hinchazón. Su principal característica es que no se quema la epidermis en todo su espesor, A menos que estas quemaduras abarquen porciones importantes de las manos, pies, cara, etc.

Segundo grado (Quemadura moderada):Se considera una quemadura de segundo grado, aquella que es capas de destruir la capa externa de la piel en todo su espesor (epidermis) y la capa superficial de la que está inmediatamente por debajo de ella (dermis). Se forman ampollas y la piel adquiere un color rojo intenso, tornándose manchada. La lesión misma es acompaña de hinchazón y dolor muy intenso, además de que se puede llegar a perder estructuras de los anexos de la piel como los pelos, glándulas sudoríparas, etc.

Tercer grado (Quemadura severa): Son aquellas que abarcan todas las capas de la piel (epidermis y dermis) en todo su espesor. Suelen afectar el tejido adiposo (grasa), nervios, músculos e incluso huesos. Es frecuente observar áreas carbonizadas, de color negro o deshidratadas, de aspecto blanquecino.

Causas Principales
- Exposición directa a la Luz solar
- Exposición directa a un Líquidos graso o claro
- Exposición directa a vapores y gases
- Fuego directo
- Sustancias químicas
- Electricidad

Síntomas y Signos
- Enrojecimiento de la piel.
- Inflamación.
- Pérdida de los vellos de la piel.
- Dolor.
- Ardor.
- Ampollas (quemaduras de segundo grado).
- Piel blanquecina (quemaduras de tercer grado).
- Piel carbonizada o ennegrecida (quemaduras de tercer grado)

TRATAMIENTOS

- Para quemaduras menores:
Enfríe el área quemada. Coloque dicha área bajo una corriente de agua fría durante 15 minutos. Si esto resulta impráctico, sumérjala en agua fría o enfríela con presión frías (nunca con hielo). Enfriar la quemadura disminuye la hinchazón.

No rompa las ampollas.

Retirar los restos de piel muerta de estas mismas y limpiar con jabón y bastante agua suavemente.

Utilice una loción, pomada, spray o solución. Una vez que haya disminuido la sensación de calor de la quemadura, aplique lociones que contienen humectantes. En el caso de una quemadura solar, use una crema.

Las quemaduras leves usualmente se curan en 1 o 2 semanas sin tratamiento adicional, pero es necesario buscar signos que sugieran su posible infección (fiebre, dolor, supuración de la herida).

Advertencia: No use hielo para enfriar la herida. Aplicar directamente el hielo a una quemadura puede llevar a su congelación y agravar el daño a la piel.

- Tratamiento urgente para las quemaduras mayores:

Es imprescindible buscar tratamiento médico urgente, sin demora. Llame al número de URGENCIAS de su localidad. En tanto acuden los médicos o paramédicos, realice los pasos siguientes:

Intente platicar con el paciente para bajar su estado de ansiedad. Verifique su respiración y presencia de pulsos.

En quemaduras menores haga correr agua fría o fresca, no helada, por la superficie afectada, durante cuando menos 5 minutos.
No retire la ropa quemada, puede estar pegada a la piel, únicamente cerciórese de que la víctima ya no esté en contacto con los materiales lesionantes.

Cubra el área quemada tan pronto como le sea posible con gasa estéril o tela limpia, mojados con agua moderadamente fría. Use materiales delgados como gasa o sábanas.

No permita que rocen las superficies quemadas, cubra los dedos o articulaciones por separado.

- Quemaduras solares:

Los síntomas de la quemadura solar usualmente aparecen en las horas siguientes a la exposición, e incluyen dolor, enrojecimiento, hinchazón y a veces, formación de ampollas. Es frecuente que la exposición abarque una gran área, por lo que tenga cuidado con el tratamiento.

Prevención:
Si planea estar al exterior, no lo haga de las 10:00 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde, cuando es máxima la radiación ultravioleta (UV), proveniente del sol. Cubra las áreas expuestas, use un sombrero de ala ancha y aplique una crema protectora cuyo factor de protección solar (SPF, del inglés sun protection factor), sea al menos de 15.

Protéjase los ojos. Para tal efecto, son adecuados los anteojos que bloquean el 95% de la luz UV.

Pero es posible que requiera anteojos que bloqueen el 99% de la luz UV si está expuesto durante varias horas a la luz solar, si ha sido operado de cataratas o emplea un medicamento de prescripción, que aumente su sensibilidad a la luz UV.

Reacciones:

2 comentarios:

Will dijo...

yo tuve quemaduras en el 1996, muy fuertes..todavia tengo marcas...

Julio Enrique dijo...

hola, acabo de llegar de tierra caliente y me he quemado barbaro con los rayos solares, me protegi la cara pero no la espalda ni el pecho y como estaba en una piscina no pense que me fuera a quemar tanto, les recomiendo protejanse porque esas quemaduras si que duelen.Si alguien sabe que me puedo aplicar para disminuir el dolor y la picason le agradeceria.