13 enero 2006

EL DRAGÓN DE KOMODO


El dragón (lagarto) de Komodo es en la actualidad la especie de lagarto más grande del mundo, además es uno de los descubrimientos reptiles más recientes. Desconocido para la ciencia occidental hasta 1912, el dragón de Komodo habita sólo en unas pocas islas del archipiélago indonesio, a pesar de que sus parientes cercanos, los lagartos monitor, pueden encontrarse en todo el globo.

Famosos por su tamaño, potencia y aspecto similar a la de un dinosaurio, los dragones de Komodo son hábiles depredadores que a menudo cazan en grupo grandes animales. A pesar de su corpulenta apariencia, pueden moverse increíblemente rápido y se conoce que han atropellado a humanos, así como a los cerdos, ganado y cabras que forman parte de su dieta. Sus poderosas mandíbulas y garras les posibilitan matar rápidamente sus presas, y los animales que logran escapar a un ataque inicial mueren luego por la letal bacteria que se encuentra en la boca de este lagarto. (de igual manera poseen la misma bacteria en sus garras y piel escamosa).

Debido a su limitado rango de influencia geográfica, existe sólo un pequeño número de dragones de Komodo, pero los adultos no han conocido depredadores, y son ahora especies protegidas. La continuación de su existencia es beneficiada por su popularidad como atracción turística, a pesar del hecho de que se dice que al menos un turista ha sido asesinado por uno de ellos.

Estos majestuosos animales, logran alcanzar en su etapa adulta un tamaño de hasta 3,1 metros de largo con un peso de 125 Kg. Se reproducen por huevos (ovíparos), logrando poner entre 15 y 40 huevos. Su población se encuentra distribuida en la isla de Komodo, Rinca y otros pequeños islotes de Indonesia.

Reacciones:

0 comentarios: